Share on facebook

El Embargo del Auto

El Embargo del Auto - En varios estados, su acreedor puede embargar o incautar su vehículo tan pronto como usted incumpla los pagos de su préstamo o de su contrato de leasing. En su contrato se debería establecer qué es lo que constituye un incumplimiento de pago, pero la falta de pago de una cuota en su fecha de vencimiento es un ejemplo típico de incumplimiento.

Sin embargo, si su acreedor acuerda en cambiar su fecha de pago, es posible que los términos de su contrato original ya no sean aplicables. Si su acreedor está de acuerdo en efectuar este tipo de cambio, asegúrese de que se lo ponga por escrito. Los acuerdos verbales son difíciles de probar.

Una vez que usted entra en mora, vale decir que incumple sus pagos, las leyes de la mayoría de los estados le permiten al acreedor la recuperación de su auto sin necesidad de notificarlo, y le conceden el derecho a ingresar a su propiedad para hacerlo. Pero su acreedor no puede “alterar el orden público” para embargar su auto. En algunos estados, esto significa ejercer fuerza física, manifestar amenazas de fuerza, o incluso hasta retirar su automóvil de un garaje cerrado sin su autorización.

En caso de que su acreedor altere el orden público para embargarle su auto, se le puede exigir que pague una multa o que lo compense por cualquier daño personal o a la propiedad. Si su acreedor incurre en una alteración del orden público puede darle una defensa legal en caso de que lo demande para cobrar la “diferencia pendiente de pago” esto es el monto que surja de restarle el valor que su acreedor obtenga por la reventa de su vehículo a la cifra que aún debe de su contrato (más los gastos de recupero y de venta).