Share on facebook

Los Tratos mas Favorables

Consiga el trato más favorable - Cuando ya sepa lo qué le ofrece cada institución financiera, negocie el trato más favorable para usted. Agentes e instituciones financieras pueden ofrecer diferentes precios por los mismos términos de préstamo a distintos consumidores en un mismo día, aún cuando éstos tengan las mismas calificaciones crediticias. El motivo probable por esta diferencia de precio es que a los funcionarios bancarios y corredores de crédito a menudo se les permite retener toda o parte de esta diferencia como compensación adicional. Generalmente, la diferencia entre el precio más bajo posible por un producto de crédito y el precio más alto que el prestatario está dispuesto a pagar es conocida como exceso. Cuando se produce el exceso, este se incorpora al precio que se le cotiza al consumidor. Puede ocurrir tanto en los préstamos variables como en los fijos en la forma de puntos, cargos o en la tasa de interés. El precio de cualquier préstamo puede incluir excesos, aunque se lo cotice un funcionario bancario o un corredor.

Pídale a la institución de crédito o al corredor que le indique por escrito todos los costos asociados con el préstamo y luego pídale que cancele o reduzca uno o más de los cargos, que le rebaje la tasa de interés o le cobre menos puntos. Pero tenga cuidado que no le esté reduciendo un cargo y subiéndole otro, o que al bajarle la tasa de interés, le aumente los puntos. Nada se pierde con preguntarle a la institución de crédito o al corredor si puede mejorar los términos originales que le ofrece o los que le ofrecieron en otro lugar.

Cuando esté satisfecho con los términos que haya negociado, pídale al prestamista o corredor un compromiso escrito de tasa de interés inmodificable que incluya la tasa acordada, el período de duración del compromiso y la cantidad de puntos que deberá pagar. Si le cobra una tarifa por asegurar la tasa de interés del préstamo, esta le puede ser reembolsada en el cierre. De esta forma usted se protege de aumentos en la tasa de interés durante el período de aprobación del crédito. Sin embargo, si las tasas bajan, usted puede terminar con una tasa menos favorable. En ese caso, trate de negociar el precio con el prestamista o con el corredor.